La Andalucía de Ávila IV

escanear0172Toma la palabra el inspector municipal de Ávila, insistiendo en las mejorables costumbres de los vecinos, el abandono de las instituciones al que estuvo sometido y la belleza del entorno.

DE COLABORACIÓN

Felipe Baños. Inspector Municipal de la provincia de Ávila en 1925.


Algo quisiera yo decir de esta villa de Mijares, donde me encuentro cumpliendo los deberes de mi cardo. Y si otras ocupaciones más perentorias no me absorviesen las horas, me complacería señalar las esplédidas bellezas orográficas de este pueblo, la abundancia de sus aguas cristalinas, la fertilidad de su suelo, la variedad de su fauna, la riqueza de su flora, y, sobre todo, lo salutifero y dinamógeno de su clima y de su sol.

Algo diría también de las atávicas costumbres de sus habitantes, fácilmente modificables por una educación inapropiada, como vengo notando en los niños, a quienes dedico en mis distracciones un cariño docente; y del valor indomable y ciego de sus naturales, que, bien dirigido, produciría acciones muy notables. Y, por último, señalaría los vicios de algunos jóvenes que tienen su origen en la incultura ética que los domina, en su ignorancia absoluta, en el olvido del Estado y en el abandono de todos…

Fuente: La Andalucía de Ávila

Anuncios

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s