Descripciones de la Villa de Mijares V

_MG_5368Llegamos al final de esta serie de relatos cronológicos. Y lo hacemos con el más descriptivo y detallado de ellos. Un tesoro en palabras para pintar ese lienzo llamado Mijares. Un texto sublime que hace sentir orgullo de pertenecer a esta tierra. El último de una semana dedicada a la historia de nuestro pueblo que esperamos hayáis disfrutado, agradeciendo la atención y comentarios en cada una de las entradas.

Descripciones de la Villa de Mijares V

Mijares. Año de 1930.

 “De pronto ante nuestros ojos atónitos, la masa ingente se abre en un barranco. Espanta su profundidad, atrae su grandeza. Parece como si un poderoso gigante, de un hachazo formidable, hubiera hendido la sierra, la hubiese partido, para dejar la huella de su paso. Y en ese surco profundo han asentado sus plantas los hombres. Como un nido de águilas, colgado de los riscos que bordean el precipicio, se levanta su pueblo: Mijares. Maravilla de luz y de sombras, cuadro ideal trazado por el pincel mágico de la Naturaleza y d los hombres. Da miedo mirar hacia arriba, a la cúspide de la sierra, que punza el azul del cielo, y espanta poner los ojos abajo, en el Valle, por el tubo estrecho de la torrentera. Inmensidad arriba, inmensidad abajo, y entre las dos inmensidades, el pueblo, Mijares, como colgado de los peñascos. Da la sensación de un nido de águilas. Y águilas son estos recios castellanos que huellan con sus pies la grandeza salvaje de la Sierra, que la dominan, que la vencen. Águilas han de ser para volar por las vertientes del barranco, para esclavizarla y arrancarle su riqueza. Viven en el espacio. Sus ojos, vuélvanse adonde se vuelvan, miran la inmensidad hacia el valle lejano. Nosotros, viajeros humildes, temblamos de admiración ante el espectáculo maravilloso de este pueblo, y nos sentimos infinitamente pequeños ante tanta grandeza; pero también infinitamente orgullosos de que esta sea nuestra tierra, de que toda esta soberbia belleza sea de España. Y seguimos la ascensión. Los pinos suben, suben en bandadas, como si nos acompañaran hacia la altura; pero luego se repliegan en grupos, y, al fin se detienen, como si vacilaran ante la magnitud de la empresa. No llegan, como me figuré que no habían de llegar, los hombres. Y, sin embargo, los hombres la alcanzan, la coronan y traspasan. Nosotros vemos  el  punto culminante, al allá lejano que durante la ascensión, poniendo en él el ojos, creímos inaccesible. Y desde allí hemos contemplado el prodigioso espectáculo de la inacabable sierra, poblada de riqueza, que los españoles apenas conocemos. En las puertas de Madrid, a cien kilómetros a penas de la capital existe algo majestuoso, imponderable, único, que eleva el espíritu, purifica el alma, fortalece el cuerpo”.

Fuente: Revista “La Esfera”. Víctor Gabirondo. 1930.

Imagen: Archivo de Genoveva Domínguez.

Anuncios

5 thoughts on “Descripciones de la Villa de Mijares V

  1. Este último episodio me ha parecido mas una exaltación al lugar, que documento histórico en cuanto a datos se refiere, pero no obstante es un relato mas, para conocer como menciona la descripción, este lugar un tanto desconocido antes y para muchos ahora, excelente documentación en general Pablo, gracias haces mucho para y por tu pueblo, rectifico la Villa Mijares, gracias de nuevo.

    Me gusta

  2. Con referencia a la Villa, en esta página hay en el histórico varios artículos que hablan sobre aquella época en la que Mijares se desprendía de Mombeltrán. 1679. Un año en el que Mijares dejó, previo pago, de pertenecer a los dominio del Duque de Alburquerque.
    A su vez, este extracto, como dije en la introducción, por detallado y descriptivo es una de las piezas con mayor valor sentimental que puede tener este espacio, en cuanto a palabras dedicadas a nuestro pueblo.
    Gracias por tus comentarios.

    Me gusta

  3. Soberbio. Máxime, si tenemos en cuenta que esos ojos estaban hablando hace ochenta y muchos años. Pinar joven, mucha calzada cultivada, casas concentradas en torno a la plaza, mucha gente por el campo, muchos animales pastoreando. Un lugar bonito para vivir, pero muy duro al hacerlo. Aún no había atisbo de revolución industrial, ni de modernización alguna. Años difíciles, pero con gente humilde y con ganas de tirar pa lante con la numerosa familia a cargo. Me pregunto ¿que dirían esos ojos si volvieran a coronar el puerto?.

    Me gusta

  4. A esa pregunta, quiero contestar con otra. ¿que dirian aquellos antepasados cuando se dieran cuenta de que alguien les ha quitado el risco del Torozo y les ha puesto el de la cruz?

    Me gusta

  5. Me han encantado los cinco relatos y me han hecho recordar mis correrías de infancia por este precioso Mijares. Muchas gracias

    Me gusta

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s