El lado bueno de las cosas

_MG_1683

Érase una vez un loco sentado en la tapia de un manicomio.

Estaba allí con una caña de pescar sin hilo ni sedal cuando pasó un hombre y le increpó:

-Qué, ¿pican?

-Sí- respondió el loco -. Con usted ya van… ¡321!

Rosetta Forner

Anuncios

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s