En diciembre, aceitunas

DSC02778

En Mijares ya se ha recolectado gran parte de la producción de uno de los protagonistas de esta tierra: la aceituna.

El uso de las máquinas en las tareas del campo y la mejora de los accesos hacen más llevadera la recogida de la aceituna. Caminos de hormigón, vareadoras y sopladoras parecen haber encontrado el equilibrio en una labor que año tras año destacaba por su dureza y después de muchos artilugios con poco éxito, parecen ser las herramientas que más facilitan este trabajo.

Años atrás, la nieve te acompañaba en los últimos días de aceituna, que se podían estirar hasta después del Día de Reyes. Familias con grandes cantidades de aceitunas que pasaban semanas en el campo no hace tanto tiempo. Hoy día en muchos casos, reducido al puente de diciembre, gracias a las temperaturas primaverales que cada vez adelantan más la recolecta y animan a las familias a “librarse” de la tarea antes de las navidades.

Tras el puente muchos olivares ya están vacíos. El ruido de las máquinas cesa, nos deja centrarnos y disfrutar unos momentos a la hora de la comida cuando aun se escucha en el Escurial los cantares de Juanma “Micho”, como años atrás hacía su padre, Lucío.

Cada uno tiene su historia, sus recuerdos y su vistazo atrás de cómo ha evolucionado esta labor que lleva a gran parte de los mijariegos a preparar sus tierras para poder tener cada año su producción de aceitunas.

Los días son cortos, anochece entre olivas, sacos y varas. Recogemos que mañana hay que volver.

 

 

Anuncios

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s