Detalles de una novillada en Mijares

Dos de tres, vamos hoy con Mijares y su triunfal novillada. Un repaso por los pequeños detalles captados en la tarde del veinticinco de agosto. Y esta vez sí, un resumen de la tarde.

Tarde que tenía su previa en este espacio con el artículo 25 de agosto: novillos de Fernando Peña en Mijares (Ávila) y con la reseña del ganado visto en el campo en la entrada Gerentoro al frente de Mijares.

Una vez al año no hace falta coger el coche y hacer kilómetros para pasar una tarde de toros, en esta ocasión acercarse hasta la explanada de Majaqueruela bastaba para ello. La conjugación de una interesante terna con una novillada de una ganadería de renombre formarían una sinergia que acabaría con los tres novilleros a hombros junto al mayoral y empresario.

Funcionó una novillada que derribaría el tercer, cuarto y quinto caballo de picar. Aguantaron las largas faenas de los novilleros en una tarde en la que se escucharon dos avisos. Muy castigados en el caballo y mostrando peligro en varios tramos de la lidia donde los jóvenes recibieron feas volteretas sin consecuencias.

Colgado el cartel de no hay billetes en el festejo que sirvió para ver a un Jesús Martínez en su primer paseíllo del año, quien lograría la mejor faena de la tarde, realizada al segundo novillo, con un brindis al cielo al comienzo del tercio de muleta. Remataría con un estoconazo merecedor del premio. Dos orejas y rabo. En el segundo de su lote, lució igualmente con la muleta con un largo repertorio, pero atascándose con la espada. Silencio tras aviso.

Abría plaza Ginés Marín, novillero placeado y con oficio, que basó sus dos faenas en una conjunción de técnica y variedad finalizadas con unas series en las cercanías con los pitones rozando los muslos. Una primera lidia que sirvió para ver el concepto del jóven. Dos orejas. En el cuarto, Ginés, tendría que decir “aquí estoy yo” ante el empuje de sus dos compañeros. Tras realizar el quite al tercero de la tarde, empezó de rodillas con la muleta tras lucirse al capote recibiendo con una larga cambiada. Tras una buena actuación, aunque sin apretarse, paseó un apéndice más.

Álvaro García comenzó con una voltereta que le haría continuar la tarde con unos pantalones vaqueros. Sin lograr acoplarse, regaló buenos momentos con tandas ligadas. Pinchó una faena que acortó. Silencio. En el último de la tarde, Álvaro intentó ligar pero su faena no cogió eco en el público y acortaría de nuevo. Se mostró solvente en sus dos actuaciones, pero faltó acople. Tras varios pinchazos recibió el premio para acompañar a sus demás compañeros por la puerta grande. Dos orejas.

Daría la vuelta al ruedo el segundo novillo de la tarde, aunque hubo varios de igual o mejor condición a los que les faltó, al menos, el reconocimiento del público en el arrastre, tal como a varios detalles que pasaron inadvertidos por gran parte de los presentes. Por parte de los reileteros, destacó Javier Ambel. En las antípodas José Ángel del Saz.

Resultado convincente para los asistentes. Solvencia de los tres novilleros para pasaportar a una buena novillada. Lleno en los tendidos y buen tiempo en este primer festejo a cargo de la empresa Gerentoro. El día siguiente había programado un Grand Prix, al cual no asistimos para regresar al vecino pueblo de Casavieja, que protagonizará la siguiente entrada con su tercera novillada.

Anuncios

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s