Cuando Mijares duerme

Cuando el silencio toma las calles de Mijares, el centro del pueblo se adorna con el color de las farolas fundiéndose en la piedra de la Plaza Mayor.

La Iglesia descansa en la fría noche de diciembre, cerrada la llave de su nuevo portón. Las nubes acompañan a la luna y el viento desaparece. El pueblo despide a todos sus vecinos mientras la tranquilidad llega a medida que se apagan las últimas luces.

Y una de estas es la de mi ventana, buenas noches a todos.

Anuncios

One thought on “Cuando Mijares duerme

  1. Yo he podido experimentar ese silencio ,y esas lucen encendidas muchas veces en otoño e invierno, cuando después de visitar a mi amiga Martina en el centro del pueblo,y me he tenido que dirigir a mi casa que esta a las afueras del pueblo,no he sentido ningún miedo¡aunque el camino es largó! Se apoderaba de mi una paz enorme de la que me sentía satisfecha por el momento que estaba viviendo, y que conste que no me encontraba con nadie en el camino son momentos en los que vives con tus recuerdos difíciles de olvidar.Bonitas fotos muchas gracias.

    Me gusta

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s