11 años en el recuerdo

Cuando todavía no estamos recuperados del último golpe que nos da la vida, hoy vuelve a ser 28 de Noviembre. Hoy ya descansáis juntas en el cielo, junto a tantos otros familiares que ya no están con nosotros. Hay una vela encendida,  recuerda la luz con la que iluminabas esta casa.

Motivo de recuerdo y añoranza; tristeza y profundo sentir. Las risas se entrecortan por el nudo que permanece inmóvil en mi garganta, inevitable mirar atrás y no verte, creer tenerte a mi lado en vida, ya que siento cómo me empujas y sostienes el devenir de mi vida, protegiéndome y ayudándome a seguir adelante allá donde estés, allá donde te fuiste para no volver.

Imposible no pensar, imaginar o creerte a mi lado. Siempre presente, tu foto en mi habitación, cualquier vivencia, ya lejana, tristemente lejana… eterna.

Estoy convencido de que me ayudas y consigues de alguna forma poner sentido a estas líneas, que desde tu cuarto, afronto día a día, lo consigo por una fuerza invisible, un poder extraño que me llena y brota la fuerza cuando más débil me encuentro.

No puedo evitar derramar lágrimas, no por ser este día especial, sino tantas otras veces que me siento vacío y lejos de ti, no puedo evidenciar que me arrebataron a mi hermana mayor,  hace de aquello 11 largos años, pero conseguimos seguir adelante para afrontar la vida que no pudiste continuar junto a nosotros.

 Te dedico mis mejores palabras, sinceras y fieles a tu recuerdo.

 Bendita seas allá donde estés, nunca te podré olvidar hermana.

Anuncios

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s