Todo quedó en un susto

Anoche sobre las 12 salíamos de casa adormilados y corriendo cuanto pudimos debido a un aviso de incendio. No sabía bien donde iba, acaso dónde estaba pero sin duda cojí lo primero que encontré y salimos a la calle.

Al llegar al lugar, advertimos la escasa gravedad ya que simplemente era pasto y zarzales lo que las llamas castigaban, muy cercano a la garganta, por lo que, una vez controlado, la situación de alarma se diluyó.

No fue más que una pequeña zona donde ardieron zarzas y maleza, que anteriormente habían sido limpiados así como el resto de la garganta, donde la brigada de Mijares trabajó durante jornadas anteriores dejando una vista pocas veces recordada del tramo que recorre la carretera del topo, donde una de las hogueras encendidas para la limpieza del metorral cortado se reactivó en plena noche por la incidencia del viento en la zona de valle, donde no hubo mayor problema.

Lo particular de esta vivencia, fue la ya habitual respuesta vecinal, una vez personados en el lugar del pequeño incendio, una veintena de mijariegos ya se afanaban por extinguir las llamas. Habitual, remarco, a la vez que oportuna, y esque es siempre la misma disposición conjunta la que hace de Mijares uno de los pueblos a envidiar por este sencillo, a la vez que heroico hacer. El sentir hacia nuestro bien más preciado tiene una respuesta visible en los incendios, donde todo el pueblo sale a la calle a desemplear las tareas que hacen más llevadera la delicada acción de extinción de incendios.

Esto no es más que una pequeña anécdota, simplemente una mala casualidad de reavivarse por la situación geográfica y la interacción del temporal. Lo anteriormente expuesto en cuanto a la unidad palpable frente a los hechos trágicos como los incendios es signo de referencia en un pueblo en el que los incendios están siendo escasos en estos últimos años, a excepción del año 2000. Mala casualidad, digo, que hizo ver la capacidad de reacción ante lo que fue un susto sin importancia, pero que dejo clara la predisposición de los mijariegos.

Simplemente, demostrar mediante estas líneas el agradecimiento hacia los convecinos que luchan codo a codo contra las adversidades y demostrar con ello la fortaleza de un pueblo que, unido en este caso frente al fuego, hace de él, un notorio efecto positivo que choca radicalmente con el deshonor el racionalismo, digo esto, ya que gracias a todas las personas que tienen reconocidas íntimamente sus raíces, aman y respetan sus bienes naturales, pueden hacer de situaciones como esta, la respuesta activa conjunta, que nuevamente podremos ver en nuevos sucesos.

Este es el orgullo de pertenecer a un pueblo, la responsabilidad de cuidarlo y el objeto de preservarlo para cederlo en las mejores condiciones a nuestros condescendientes.

Anuncios

2 thoughts on “Todo quedó en un susto

  1. me alegro que tan solo fuera un susto.

    sobre la solidaridad del pueblo mijariego con un incendio o algo parecido es algo que se transmite de padres a hijos. ya sea que hayan nacido en el pueblo o como en mi caso ser descendiente mijariego, es algo que se lleva en la sangre.

    por suerte o desgracia ninguna vez he tenido que ir a ningun fuego, pero es algo que no dudaria en hacer si estando alli ocurre una tragedia

    Me gusta

  2. Así fue “Casual Firm”, y así es siempre que suceden hechos tan penosos como estos.
    Esta vez, pasa como anécdota y ya había personadas una veintena de mijariegos.

    La rapidez y la contundencia fruto del amor a la tierra hacen de las catástrofes que el pueblo saque su mejor cara.

    Un abrazo.

    Me gusta

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s