Tradiciones: San Isidro 2008

Los vecinos de Higuera de las Dueñas y de Mijares celebraron ayer el día grande entorno a la festividad de su patrón, San Isidro. En Candeleda, el Ayuntamiento quiso recuperar esta tradición de los agricultores y ganaderos de la zona.

Higuera de las Dueñas se vistió de fiesta para honrar a su patrón, San Isidro. Para ello, cientos de devotos asistieron a la eucaristía que se celebró en la iglesia parroquial y que fue oficiada por el párroco Jesús Blázquez. Además del alcalde del municipio, Juan Díaz Jaro, y concejales, también asistió el regidor de Fresnedilla, José Luis Rodríguez, a parte de numerosos vecinos y devotos del santo labrador. Algunos lugareños acudieron ataviados con los trajes típicos castellanos y algunos pequeños, también se vistieron de chulapos. Durante la homilía, el párroco Jesús Blázquez destacó «la humildad y sencillez de San Isidro», un santo que «sembró tesoros en el corazón de los hombres» como «el amor, la humildad y la sencillez» y que se puso «al servicio de los hombres y fue un trabajador del campo», y exhortó a los fieles a «cultivar estas virtudes en nuestro corazón» como «la paz y la no violencia».

A continuación, los niños higuereños presentaron sus peticiones pidiendo a San Isidro su intercesión. Al término de la eucaristía, tuvo lugar la procesión hasta la Dehesa, cumpliendo con la tradición de que San Isidro bendijera los campos. Un grupo puso la música durante el recorrido. A continuación, vecinos y visitantes compartieron una gran paella que tuvo lugar en el Multiusos.

En Mijares, los actos comenzaron a partir de las 12,00 horas para lo que la iglesia se llenó de fieles para escuchar la eucaristía en honor de San Isidro. A continuación, tuvo lugar la procesión y a su término, limonada que ofreció la Peña San Isidro. Ya por la tarde, se programó una suelta de vaquillas en el Nogalillo patrocinado por el Ayuntamiento. También, Candeleda celebró con especial cariño el día del patrón de los agricultores, y no es de extrañar pues, aunque en detrimento, es un municipio eminentemente agrícola y ganadero. La eucaristía en honor de San Isidro, acto central del día, se celebró en la ermita de San Blas, en La Cañada. Posteriormente, tuvo lugar una pequeña procesión para bendecir los campos cumpliendo con la tradición, para concluir con un aperitivo consistente en vino y cacahuetes. La celebración de este día en Candeleda es una costumbre que desde el Ayuntamiento se intenta mantener y recuperar.

Anuncios

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s